Los 5 errores más comunes que cometes en el blog de tu empresa

Cuando decidiste emprender, abrir tu pequeña PYME o tu gran empresa alguien te dijo que tener un blog era muy guay. Te ayudaría a conectar con los clientes, a que conocieran tu lado más humano y a ofrecer mucho más allá de lo que tienes en la tienda física a través de tu website. Hoy, un tiempo después, no paras de quejarte: a través del blog no te llega nadie al comercio y las visitas a la web hace mucho que son historia. ¿Qué estás haciendo mal? ¡Te lo contamos! 

 1- No actualizarlo con la frecuencia que merece

La gente lee el periódico porque sale todos los días y el Hola, porque el lunes lo tiene en el kiosko. La incertidumbre no gusta a nadie, y no saber si este mes van a encontrar o no una publicación interesante en tu web hace que ni se molesten en comprobarlo.  Actualiza con una frecuencia fija. Y no, cada tres meses, no vale. Cuanto más informes y mejor lo hagas, más posibilidades de obtener ingresos tendrás.

2- Olvidarnos del SEO

Una vez te has decidido y actualizas con frecuencia, toca analizar los resultados. De nada sirve que nuestro trabajo no esté llegando a nadie. Por eso, es recomendable averiguar de dónde proceden las visitas, utilizar palabras claves y posicionarnos bien en internet. 

3- Querer vender con EGO

Aunque las vocales sean las mismas, de SEO a EGO hay un tramo largo. Tener una bitácora en internet ha de servir para aportar valor añadido a tus servicios, no para venderlos. A pesar de que la estrategia de bloggin también sea marketing, no estamos haciendo anuncios publicitarios.

Vigila el contenido, realiza tutoriales con tus productos o trata de dar consejos; para hablar de características y aspectos técnicos, ya tienes una ficha en la web. ¡No caigas en la tentación del ego! 

4- No tener los pies en la tierra

Cuando nos aventuramos en un espacio que nos da visibilidad mundial, nos creemos multinacionales siendo PYMES. Ante todo, no olvides quién es tu competencia y a quién tienes que “ganar”.

Esto también tienes que tenerlo en cuenta a la hora de elegir plataforma. No te compliques y busca sitios autogestionables que te permitan tener un sitio sencillo, accesible y, sobre todo, manejable a la hora de añadirle cosas nuevas. 

5- Olvidarnos de que es un espacio social

Un blog, al igual que las redes sociales, no sirve de nada si solamente lo usamos para escupir ideas y proyectos. Los comentarios hay que responderlos y tomarlos en cuenta a la hora de hacer mejoras en nuestra empresa. ¿Críticas constructivas? ¡Siempre! 

 

Remienda estos errores, ponle ganas y pasión a lo que haces y, ante todo, escucha: a profesionales del sector, al cliente que te visita en la tienda y al que critica o comenta en la web. La cooperación se convertirá en la base del éxito de tu negocio.

¿Lo intentas y nos cuentas cómo te va? :)

Puedes dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>